....

Presentes en el desarrollo competitivo del agro uruguayo

«

»

Imprimir esta Entrada

Culminó negociación salarial en el subgrupo Barracas y cooperativas Cerealeras

Con los votos en contra de CAF y la Asociación de Comerciantes de Granos, se aprobó por mayoría el nuevo ajuste salarial que rige en el grupo 10, subgrupo 20 de los Consejos de Salarios. A este resultado se llegó luego de siete meses de reuniones.

El ajuste salarial, que surgió a propuesta del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) y que fue votado por los trabajadores y el propio Ministerio, pero rechazado por los empresarios, regirá por un período de 24 meses con cuatro ajustes semestrales: los dos primeros de 3,75% y los dos últimos de 3,5%, todos sujetos al ajuste de inflación.

Un largo camino

“Al inicio se manejó la propuesta para un eventual convenio de 30 meses de duración, en el que se incluía un semestre de oxígeno para las empresas, es decir que en ese período no se realizarían aumentos salariales para los trabajadores. Los trabajadores adujeron que estaban de acuerdo en dar ese oxígeno, pero que nosotros debíamos compensarlo dándoles un crecimiento por encima de la inflación al final del período”, recordó Aparicio Hirschy, delegado de CAF en el Consejo Salarial.

En las reuniones siguientes, la delegación empresarial fundamentó que no era posible dar ese crecimiento. “Los trabajadores respondieron que, si no había crecimiento, no podía ser un convenio a 30 meses, sino que debía ser de 24. Pensamos que íbamos a poder trabajar sobre ese parámetro, pero en todas las reuniones que siguieron, los trabajadores insistieron con el tema del crecimiento. Esto se dio pese a que los integrantes de la delegación empresarial explicamos la situación del sector y mostramos datos concretos sobre número de gente en seguro de paro y empresas que han cerrado o están muy complicadas”, contó.

La propuesta de la delegación empresarial

En una reunión tripartita que se realizó en marzo de 2019, la delegación empresarial unida propuso un convenio de 24 meses de duración, con cuatro ajustes semestrales de 3,25% cada uno. Esta propuesta estaba sujeta al ajuste de inflación que establece el MTSS, según el cual no puede haber pérdida del salario y los porcentajes de aumento se corrigen en función del valor que haya tenido la inflación.

“Nuestro planteo fue discutido a la interna de las cooperativas y tomó muy en cuenta el estudio técnico que CAF realizó sobre la situación del sector. Finalmente los trabajadores decidieron no acompañarlo y dejar que laude el MTSS. A esto siguió un cuarto intermedio en el que el Ministerio se reunió por separado por la delegación empresarial y con los trabajadores, y después del cual quedó en enviar una propuesta de acercamiento a las partes”, contó el directivo de CAF.

En la reunión con el MTSS, la delegación empresarial recalcó nuevamente un dato concluyente del Instituto Nacional de Estadística (INE) que está incluido en el estudio realizado: en los últimos 13 años, el salario mínimo en el sector de los granos aumentó 473 % mientras que la inflación fue de 168 %.

La mediación del MTSS

A principios de mayo llegó la propuesta de acercamiento del MTSS, la que fue discutida a la interna de las cooperativas. “Finalmente decidimos aceptarla en acuerdo con la Asociación de Comerciantes de Granos, pero los trabajadores la rechazaron y cayó. Luego los integrantes de la delegación empresarial nos reunimos con el Director Nacional de Trabajo, Jorge Luis Mesa Díaz, a solicitud de él”, dijo Hirschy.

Con esa instancia, finalizó el ámbito de negociación. Como paso siguiente, el MTSS envió una propuesta a las partes involucradas con un acta de votación, la cual podía ser aprobaba por mayoría. “El contenido de la misma es exclusivamente salarial. La propuesta era de 24 semestres e incluía cuatro ajustes semestrales: los dos primeros de 3,75% y los dos últimos de 3,5%, todo sujeto al ajuste de inflación. CAF y los comerciantes de granos votamos en contra, pero el MTSS y los trabajadores lo hicieron a favor, por lo que quedó aprobado por mayoría y eso será lo que rija a partir del 1 de enero de 2019 al 31 de diciembre de 2020”, redondeó nuestro directivo.

“Por lo menos no se generaron nuevas deudas…”

“Veo que la situación de las empresas nacionales del sector está muy complicada. Ha mejorado el ánimo porque la última cosecha fue muy buena, pero hay que mirar los números, porque no veo mucho margen de mejora. El gerente de una cooperativa socia de CAF dijo hace unos días en una entrevista: por lo menos no se generaron nuevas deudas. Y yo creo que esa frase es un fiel reflejo de la situación actual”, concluyó.

Enlace permanente a este artículo: http://www.caf.org.uy/site/?p=5900